Call for Papers Para el Número 17 de The Architecture Journal

Yo quiero escribir para el Journal El próximo número del Architecture Journal se va a enfocar en Computación Distribuida

Nos estamos arrimando a un punto de inflexión con el hardware y las tecnologías de hoy donde lo que hace unos pocos años atrás era apenas una visión hoy se va haciendo realidad -desde distribuir aplicaciones a dispositivos microscópicos hasta datacenters del tamaño del estadio de Boca y aún más, que ofrecen correr aplicaciones en la nube

No importa qué tan chico o grande, la distribución y la concurrencia de servicios múltiples puede introducir un número de desafíos

El foco de esta edición es entender cuáles son esos desafíos y cómo superarlos

 

Si esto logra inspirarte lo suficiente como para querer llevar tus opiniones a los más de 60000 lectores que el Journal tiene (solamente contando la edición en inglés, sin considerar las otras tres traducciones), por favor averiguá más datos en mi blog en la lengua de William (foto)

Publicado en The Architecture Journal | Deja un comentario

Recontruir Desde Adentro: Libro de Danija sobre Refactoring

"La optimización temprana es la causante de todos los males"

-Sir Charles Antony Richard Hoare, computador científico británico, después parafraseado por Donald Knuth en su libro El Arte de Programar Computadoras

 

 

Días atrás, mirando un documental sobre la vida del director de cine sudamericano Fabián Bielinsky, me llamó la atención algo que dijo en una entrevista. Decía que, cuando se filman escenas, usualmente pasa que una toma determinada no sale como el director inicialmente asumió que iba a ser. A veces esa escena se hace de vuelta hasta que el director consiga lo que quería, en tanto que en otras ocasiones se deja no más como salió, en la medida en que así como está queda bastante mejor que la idea original. Bielinsky concluía que el verdadero arte de hacer cine es saber decidir cuándo intentarlo de nuevo y cuando dejar lo que salió de entrada

 

Sorprendentemente, si así viene la mano con las películas, codificar componentes es muy parecido a filmar escenas. Siempre es posible encontrar una mejor solución a un algoritmo dado. Así que, con el sombrero de gerente en la cabeza, tenemos que decidir cuándo congelar una siempre posible mejora a efector del la carga GANTT, el presupuesto, las fechas de entrega y la satisfacción general del usuario, y cuándo ir por más

 

Y es acá donde enfrentamos la necesidad de refactorización: una serie de técnicas y mecanismos para mejorar la calidad -comprensibilidad, mantenibilidad, modularidad, extensibilidad, etc- de segmentos de código mediante la reformulación de sus sentencias en una forma en que la conducta general no cambie. En otras palabras, el comportamiento de los componentes afectados no debería variar como una consecuencia del proceso pero su calidad, y ojalá su vida útil, debería ser incrementada

 

La experiencia ha mostrado que algunas porciones de nuestro código van a ser, a la corta o a la larga, candidatas a refactorización, y las razones son varias:

 

  • Del lado del usuario, los usuarios no están completamente seguros de la aplicación que quieren hasta que ven instalado y corriendo lo que ellos pidieron originalmente. No es chiste! Al principio empiezan requiriendo algo que tienen en la cabeza pero vagamente (y eso es natural: de ninguna manera los estoy acusando). Olvidarse situaciones especiales cuando nos describen un caso de uso es como tener caries: no digo que sea bueno pero sí que es algo normal. Un efecto secundario indeseable de este tira y afloja es que nuestro código podría empezar a perder cierto grado de cohesión; sus diversos módulos pueden empezar a acoplarse arriba de los niveles aceptables como consecuencia de cambios de último minuto debidos a presiones del time to market
  • De nuestra perspectiva, la del desarrollo de software, nosotros no tenemos una idea cabal de a qué el código se va a parecer mientras estamos modelando. Al igual que los usuarios, nosotros también creémos que tenemos unas ideas impresionantes (o al menos buenas ideas al fin) hasta que tratemos de poner algunas de ellas en práctica. Equivocarse no es malo. Lo que es malo es obsecarse en cambiar de parecer sólo para evitar admitir que lo que habíamos considerado una gran idea no era, de hecho, tan fácil de implementar. Y acá de nuevo, cuando el tiempo agrega su presión, entregar un componente lo más rápido que podamos puede también dañar su calidad
  • Del lado de la tecnología, finalmente, hay una presión invisible aunque algo omnipresente a acompañar las tendencias de la industria. Ejemplos típicos son las APIs evolucionadas de .NET o Java (AJAX, servicios web, etc) que tornan obsoletas a las versiones previas, o estrategias generales como Arquitectura Orientada a Servicios (SOA), Modelo-Vista-Controlador (MVC), Mapeo entre Objetos y Relaciones (O/R-M), etc. Una vez más, en la medida en que reaccionamos a estas tendencias nuestro código es sometido a cierta manipulación que, a medida que el tiempo pasa, puede erosionar su calidad

 

Mientras tanto, el mundo real nos muestra que esmerarnos en mejorar la calidad de nuestro código es algo que tendemos a hacer en forma innata. Las técnicas de refactorización no son sino el más alto grado de maduración de esos intentos espontáneos, reforzadas con algunas herramientas de soporte disponibles por ahí para garantizar el éxito del proceso

 

La buena noticia es que podemos aplicar refactorización localmente, al nivel de un componente o método, allí donde estemos aplicando cualquier otra modificación; o globalmente, a nivel de módulo o aplicación, asignándole rango de proyecto. Decidir la dosis correcta de refactorización dependerá de la brecha de calidad a cerrar, el tiempo restante, el presupuesto disponible (siempre será más fácil justificar la refactorización donde ya teníamos algo más que hacer que donde ninguna actualización había sido pedida aún), entre otros factores

 

A lo largo de este libro, el autor abordará tópicos de refactorización desde la visión de sus beneficios a las maneras actuales de ponerlo en práctica. Danijel Arsenovski ha estado involucrado en técnicas de refactorización, tanto en las plataformas .NET como Java, desde sus versiones más tempranas. Dio varias conferencias, charlas y talleres en esta materia, dirigiendo proyectos exitosos de refactorización en la industria bancaria

 

Como uno de los líderes en herramientas de desarrollo, Microsoft ha estado comprometido a distribuir los mejores recursos para la gente que día a día lidia con actividades de codificación y proyectos de software en su totalidad. Mediante su indiscutidamente ganador entorno integrado Visual Studio, Microsoft hace de la refactorización una facilidad out-of-box apenas a un click de distancia de tu código. A lo largo de las páginas de este libro, Danijel te mostrará cómo la refactorización puede ser practicada en Visual Basic tan fácil como hacer copy / paste o cualquier otra actividad de edición!

 

Me atrevo a decirte, estimado, que vas a encontrar en este libro una de las guías más probadas y fundamentales en estas técnicas. Que disfrutes este libro!

 

 

Diego Dagum
Evangelista Técnico, Microsoft Corp.
Kingsgate, Invierno de 2007

 

(Lo que acabás de leer es el prólogo que escribí para el libro de Danija "Professional Refactoring in Visual Basic" – Ediciones Wrox)

Publicado en Software Management | Deja un comentario

Crisis = Oportunidad. América Latina A No Dormirse


La palabra Crisis, escrita en Chino, comparte un
caracter con la palabra Oportunidad. No es así
por casualidad

 No  es un secreto para nadie que el mundo se encamina a una recesión impulsada, esta vez, no por Brasil o Asia o Rusia sino por la primera economía mundial. Si se frena la locomotora (nos guste o no, es la primera unidad del convoy), los vagones que eran arrastrados inevitablemente van a perder impulso (nuevamente, nos guste o no)

Curiosamente en medio de estas crisis es cuando, usando un poco de inteligencia, podemos ver el lado bueno en los cambios de contexto. Como la fábula del burro que iban a sacrificar y para eso habían hecho un foso, lo habían tirado al fondo y pensaban enterrarlo vivo: el burro logro salir del foso porque en la medida que la tierra que tiraban se iba asentando, hacía pie en ésta

En el artículo que te linkeo acá, Gartner predice que en la medida que el parate económico de la primer superpotencia (la única hoy, bah) el outsourcing (tercerización) de servicios de software va a aumentar en forma considerable. El que la venía mirando con cariño, se va a decidir en la medida en que necesite mantener sus servicios de software (si es posible, incrementarlos para -en la crisis de demanda- mejorar la calidad de su oferta). El que ya estaba tercerizando y conoce las ventajas en lo que a reducción de costos se refiere, probablemente quiera cerrar un cachito más la brecha. Y finalmente, el que hasta ahora no pensaba en tercerizar, si empieza a estar con el agua al cuello quizás al menos comience a explorar esta alternativa (algo es algo)

Gartner predice que India primero y China después van a ser los grandes polos de atracción de tercerizadores. Latinoamérica no sale mencionada, no en el informe de Gartner al que yo no tuve acceso, sino en la nota que lo destaca

De todas maneras, si la montaña no viene a Mahoma, habrá que ir a la mountain no más… A preparar esas brochures en inglés. Primer mundo: allá vamoooooosssssssss!!!!!!! blacksheep

Publicado en Software Management | Deja un comentario

Arquitectos al Divan

image

 Semanas  atrás liberamos la edición 15 del Architecture Journal (on line, revista en papel y reader). El tema de este trimestre es El Rol del Arquitecto, que es algo que siempre da que hablar. Más allá de cualquier tema que podamos cubrir de arquitectura de software (SOA, SaaS, O/R-M, etc) el éxito de un enfoque arquitectónico no lo va a dar por sí solo su diseño sino las habilidades del arquitecto en transmitir una idea en forma convincente, generar adhesión y lograr apoyos (tanto de arriba -léase guita- como de abajo -mano de obra leal que haga lo que los planos decían-)

Al fin y al cabo, como decía el dicho, de carne somos y eso vale tanto para los arquitectos como para los que tienen que lidiar con ellos en el día a día (jefes de proyecto, gerentes de TI, desarrolladores, operadores, DBAs, jefes de seguridad informática, etc)

Por esta razón hemos liberado un nuevo foro de discusión sobre el Rol del Arquitecto. La consigna del mismo no es debatir temas de arquitectura en general (onda "qué me conviene, ADO.NET o NHibernate?") -eso ya tiene su foro– sino lo que vendrían a ser nuestros soft skills como liderazgo, apertura intelectual, capacidad de aprendizaje y evolución, etc

Te recomiendo que afiles tus conocimientos de inglés y te pegues una vuelta. Se han armado unos debates bastante interesantes ("debe un arquitecto programar? cuánto?", "cómo lidiar con el jefe cuando nos fuerza a hacer la arquitectura contemplando cosas que nunca hubieramos elegido?", "por qué no se puede ser arquitecto apenas se sale de la facu?")

Y muchas otras

 

Oíme, haceme caso. No gastés guita en psicólogo y vení a discutir de estos temas al foro. Como es de esperar, minitas no va a haber pero en eso al menos no estabas mejor en el psicólogo

Publicado en Software Management | Deja un comentario

Consultorio Dr. Diegumoff. Hoy: Responsabilidades del Arquitecto

Hospitales_OK_1 
Parálisis de Diseño? Implementación Precoz? Consulte al Dr. Diegumoff

 

 Recibí  una consulta interesante de Jorge, un lector del blog, docente de la carrera de computación científica en la Universidad de Ciencias Informáticas (Cuba). Preferí -previa autorización de él- llevar el caso en forma abierta, de modo que todos puedan dar su visión al respecto

 

From: Jorge
Sent:
Friday, April 18, 2008 7:59 PM
To: Diegum

 

(…)

Leí tu blog “Rol del arquitecto: Reglas del Juego” y coincido contigo en lo que comentas sobre los roles en la teoría y la asignación de los mismos en la práctica, lo cual lleva a que muchas veces no se defina bien dentro de un proyecto hasta donde llegan las responsabilidades del arquitecto y a veces algunas se queden sin cubrir. Pero me pregunto si entre las responsabilidades del arquitecto también caen la definición de los siguientes elementos:

· Plataforma de desarrollo.

· Sistemas Operativos.

· IDE a usar.

· Lenguaje de programación.

· Herramienta de modelado.

· Herramientas de control de versiones.

· Herramienta de gestión del proyecto.

· Estándares de información.

· Estilos y patrones arquitectónicos.

Esta pregunta se debe a que un alto cargo de la universidad esbozó esto como tareas del arquitecto y la verdad que no coincido con él en este sentido, incluso busqué en algunas metodologías de desarrollo y por ejemplo en RUP estas determinaciones forman parte del flujo de trabajo de Ambiente, y no le corresponden al arquitecto, menos la de estilo y patrones arquitectónicos.

Saludos, y gracias de nuevo por permitirme contar contigo.

Jorge.

 

Estimado Jorge, el caso que se te planteó es de esas típicas discusiones donde todas las partes involucradas parecen tener algo de razón, lo que vuelve muy complicado de determinar quién está en errado y quién no smile_wink

Es muy probable que si afirmamos que sólo al arquitecto le cabe definir la plataforma de desarrollo, los sistemas operativos sobre los que la solución va a correr, elegir el IDE, etc, estemos equivocados. No obstante, sería falso también decir que al arquitecto no le cabe ningún rol en las decisiones a tomar en esos primeros puntos de la lista

La mano es así: arquitectos los hay con distinto nivel jerárquico, esto basado en su background, antigüedad en la empresa donde trabajan, antigüedad en la industria del software, etc. Asimismo, tenemos arquitectos de soluciones (que son los que vienen de haber programado durante varios largos años) y arquitectos de infraestructura (aquellos a los que les tocó instalar y mantener servidores, redes, puestos clientes y periféricos durante un lapso no menor)

Es muy raro -aunque no imposible- que te topes con alguien que la tenga clara en desarrollo y a la vez la tenga clara en infraestructura. Cuando te digo "tenerla clara en ambas cosas" no me refiero a saber Java y ser capaz de instalar Linux, sino a ser capaz de diseñar soluciones que corran en una plataforma definida por ellos y que la cosa escale así de repente todos los usuarios se decidieron a dar enter al mismo tiempo smile_wink

Seguramente que lo que dijo el profe pueda parecer exagerado si se lo vamos a asignar, dado un proyecto x de misión crítica, a una sola persona aunque lo probable es que sean definiciones a resolver entre dos o quizás más. Lo que sí me atrevo a asegurar es que varias de estas personas van a ostentar el rol de arquitecto (o arquitecto jefe, que es más bien un arquitecto que no participa en un proyecto dado sino que toma decisiones que afectan a todos los proyectos de la organización). Lo más probable es que estos arquitectos sean, algunos "de soluciones" (desarrollo) y otros "de infraestructura"

Si tengo que contar por mi caso personal (yo soy arquitecto de soluciones), hubo proyectos a los que me sumé y ciertas decisiones ya habían sido tomadas (S.O., Lenguaje de Programación, etc) y otras que aún quedaban "por tomar". Para aquellas que aún estaban pendientes, como te contaba, no es que me tiraban toda la responsabilidad de la decisión a mí solo, sino que yo integraba un comité junto con otras personas

La mayoría de las veces, tal como tú lo sugieres, tuve voz pero no voto. Es decir, podía dar mi opinión pero la decisión quedaba en manos de alguien con "poder de compra", sobre todo en aquellos casos en que la decisión implicase adoptar un producto con un modelo de licenciamiento lucrativo (que haya que pagar para poder usarlo, bah). Debo confesar acá que me frustraba que a veces mi opinión fuese ignorada (me carcomía la duda de para qué me convocaban a esos comités si luego iban a hacer lo que les pareciera. Pero, en fin, volviendo al punto y como cierre, no es que me tocara toda la responsabilidad a mí pero sí al menos una participación en la maduración de las ideas y los rumbos a tomar

Sin duda alguna que, no obstante, el grueso del proyecto lo iba a dedicar a "Estilos y Patrones Arquitectónicos", el último punto que mencionó el profe y con el que sí estuviste de acuerdo

Saludos por la tierra del Ron

Publicado en Software Management | 2 comentarios

Middle-Out: Un Gol de Media Cancha

 Los  manuales suelen hablar de dos enfoques para abordar diseño de aplicaciones: el top-down (o "desde la cima hacia abajo") y el bottom-up (o "desde el fondo hacia arriba"). Ambos enfoques son complementarios, no alternativos. Es decir, están pensados para ser ambos aplicados en un proyecto, no son dos tendencias antagónicas como ocasionalmente pueda verselo presentado. Veamoslo más en detalle

  • Top-down es el enfoque "políticamente correcto" en el sentido que parte de premisas puramente organizacionales (o para no hacerme tanto el delicado, "necesidades de negocio", bah; quise probar otra cosa porque siempre digo "business needs" y ya suena un poco cacofónico pero al fin y al cabo, es eso). Se basa en un principio caro a las ciencias de la computación que es el de "divide y reinarás" ("divide and conquer" en la bibliografía en inglés), donde se parte de un contexto macro que ciclicamente será descompuesto en sus partes constituyentes, éstas últimas en sus propias partes constituyentes y así sucesivamente hasta llegar a ciertos límites donde el proceso de introspección se detiene porque se ha logrado un modelo con cierto nivel de atomicidad tal que se pretende satisfacer con componentes ya disponibles (sean propios o de terceros, ya no es necesario "reinventing the wheel" o reinventar la rueda. Es justamente llegados a este borde que el siguiente enfoque entra en juego
  • Bottom-up gana presencia una vez que los átomos consituyentes de las diversas capas de componentes han sido determinados. Entonces se sigue por asignar tecnologías (componentes, plataformas) como una forma de comenzar a desenmarañar la espiral de componentes en que el modelo ha derivado. Y digo "comenzar" a resolver debido al readiness de los componentes atómicos (qué tan listos para usar vienen). Normalmente va a ser aún menester el cumplimiento de tres etapas con los mismos:
    • Construcción (building), para aquellos componentes planeados durante el top-down pero aún no disponibles
    • Configuración (customization), de los grados de libertad que el componente habilita para permitir adaptarse a un grado amplio de necesidades de modo de pelear hasta donde se pueda la batalla por la reusabilidad. Esta etapa transcurre especialmente durante el periodo de desarrollo en el ciclo de vida (software development life cycle o SDLC)
    • Afinamiento (tuning), especialmente durante el período de implementación -aunque empieza tímidamente al principio, desde la planificación de capacidad (o capacity planning) cuando se presupuesta la carga que la solución pueda llegar a alcanzar. Desde luego que ninguna de estas dos etapa se enmarca estrictamente en una fase del ciclo de vida sino que tienen fases donde logran más protagonismo. Podría darse, como una consecuencia del tuning, que se termine revisando la customización o la misma construcción de los componentes

Para los puristas metodológicos, esa secuencia de enfoques (top-down y bottom-up) era condición necesaria y suficiente para decir alea jacta est (o la suerte está echada, como cuando Julio César desafió la autoridad del senado romano cruzando el río Rubicón pese a las advertencias de que no siga avanzando, aunque algunos historiadores dicen que pronunció alea jacta est queriendo significar la jalea está hecha -al parecer a este Julio le tiraban los dulces-). Estaba contando que para algunas personas, esta forma de trabajo garantiza el éxito. Pero en la última década se comenzó a sospechar de que ya no. O, al menos, no necesariamente. A continuación voy a tratar de explicar cuáles son los vicios derivados, y a mostrar y explicar cuál es la alternativa que ha venido emergiendo victoriosa

 

En principio el esquema planteado por estos dos enfoques ha venido asociado durante décadas a ciclos de vida en cascada (waterfall). Esto es, una vez finalizada una etapa del ciclo de vida, ya no se volvería a ella hasta el final del proyecto (inflexibilidad de por sí arriesgadísima, como desde luego la experiencia se encargó de mostrar). Permiso aquí: no es que los promotores de top-down/bottom-up impusieran waterfall sino que el timeframe en que top-down y bottom-up fueron moneda corriente coincidió con la edad de oro del waterfall. Y es que si bien estos dos enfoques se pueden aplicar a un proceso ágil, la dinámica geeky impartida por este último (un diseño medio a mano alzada y a programar de una smile_teeth) tornaría las sucesiones top-down/bottom-up algo toscas
Como fuera, la reputación de los procesos en cascada hoy viene (de la boca para afuera) de capa caída. En la práctica, luego de décadas de cascadas, torrentes y cataratas, la corriente del waterfall todavía sigue tirando (es muy dificil romper esa cultura, sobre todo en las áreas gerenciales en que quieren ver una carta GANTT previsible -que a su vez deben presentar al directorio, si es por ellos, con que funque da lo mismo-)

El esquema dual top-down/bottom-up también tuvo y tiene dificultades en hacer congeniar dos mundos: el de los líderes de TI y sus reportes. Generalmente son los líderes de TI o los líderes de los proyectos los que se encargan de la etapa top-down, en tanto que los developers y operadores (a veces conocidos como profesionales de TI o IT Pros) suelen llevar a cabo el bottom-up

 

Se suele dar algo curioso con los arquitectos, que ya venía contando el mes pasado en mi post "Reglas del Juego". Dependiendo de la vereda en la que estén parados (si la del negocio mirando a la tecnología o si viceversa), tendrán una tendencia a participar en la etapa top-down o en la bottom-up respectivamente
Yo puedo decir que hoy estoy marcadamente tirado más al momentum del top-down (o, dicho en otras palabras, cuando llega el momento de programar me borro smile_tongue). En cambio, en mis tiempos como arquitecto Java EE -por aquellos días J2EE- me acuerdo que aunque creyera ser business-oriented, era eminentemente bottom-up: no podía dejar de ver los sistemas en términos de APIs (APIs a las que dedicaba días y noches enteras en entender hasta el más mínimo detalle de sus capacidades smile_nerd). Esto obviamente me desenfocaba a menudo la lente con la que debía mirar (y entender) el espacio del problema
Con todo, y a modo de conclusión, debo decir que un arquitecto debe participar tanto en la descomposición top-down como en las decisiones a tomar durante la fase bottom-up. Más allá de cuáles sean sus fuertes o qué le tire más, debe hacer el esfuerzo por desarrollar el otro hemisferio

 

Esto que me pasó y me sigue pasando, suele pasar en general y si le tengo que asignar un nombre, debería éste ser "la brecha entre top-down y bottom-up" ("top-down/bottom-up gap", suena lindo, no? smile_shades)

 

Figurativamente hablando, es como si ambos enfoques fuesen las dos secciones de un puente levadizo. No hace falta convencer a nadie de que sin una de esas secciones no habrá forma de cruzar el puente que lleve desde el espacio del problema hacia el de la solución. Pero aún estándo presentes, puede darse el caso de que las secciones no logran unirse. He aquí el famoso gap o brecha entre los dos enfoques
Algunas vez Jotapé se refirió a esto en un post recomendable. Él aborda el caso en que top-down no baja lo suficiente pero no es ciencia oculta imaginarse la otra cara del problema: un bottom-up demasiado centrado en sí mismo que no honra las necesidades por las cuales tuvo su raison d’être (merde! smile_omg)

 

Como consecuencia de estos malestares, y quizás acompañando la caída en cáscada de los ciclos de vida waterfall, un nuevo enfoque unificado ha emergido: Middle-Out ("del centro hacia afuera"). Middle-Out implica dar lugar a la experiencia que nos supimos ganar en tantos años de industria (por ende, si sos un recién llegado, no digo que no debas aplicar este enfoque pero quizás no vas a tener el suficiente marco de referencia), de manera tal que no vamos a partir desde el confín más sui generis del espacio del problema sino que vamos a mezclar un cachito de lo que conocemos del problema con lo que la tecnología ya avisora como solución (patrones de arquitectura, de diseño, productos de mercado -sobre todo los que la organización ya adquirió y por ende ahora hay que amortizar si no queremos aparecer una mañana leyendo los clasificados de demanda de laburo smile_tongue)

Middle-Out se para justo en esa mitad donde las dos secciones del puente se juntan, y avanza hacia sus extremos opuestos. Por eso mismo es fundamental lo que te decía de "la cancha" que es necesario tener para aplicar este enfoque: dónde está exactamente ese punto de unión? Sólo los que ya cruzaron varias veces estos puentes pueden saberlo con precisión

Se descrée que haya sido Middle-Out el que provocó, como consecuencia, procesos de desarrollos ágiles. Más bien se considera que el enfoque Middle-Out es una consecuencia de estos. Lo cierto es que caminan muy de la mano. El esquema iterativo e incremental de los procesos ágiles es el que permite, sea cual fuere el punto intermedio de partida, converger hacia las salidas (un EXIT total smile_shades)

Lo que le da a Middle-Out fortaleza para ganar adhesión en los estratos más altos de la gerencia es, a esta altura del partido, la percepción de que el espacio del problema no sólo no es -como regla general- del todo conocido por quienes definen la necesidad (las gerencias operativas y administrativas de la organización) sino que incluso aquello que si conocen puede cambiar de acuerdo a los vaivenes empresariales (impuestos reactivamente ante movidas de la competencia o proactivamente hacia nuevas oportunidades a encarar)

Middle-Out es, en realidad, algo que innatamente hacemos en las restantes cosas de la vida. Cuando tus amigos te proponen hacer un asado el finde les preguntás "quién lleva el vino?" siendo que no hubo un análisis desde el principio respecto de si los comensales toman alcohol, qué hacer en caso de que llueva, etc) y no hay nadie que esté, desde lo más abstracto, pensando en costo/beneficio de organizar un asado, etc

De todas maneras, no tengas dudas de eso, no es que Middle-Out debe a partir de ahora ser el enfoque único y que la dupla top-down/bottom-up pasan a mejor vida. Todavía existen escenarios donde estos enfoques van a prevalecer y en cambio Middle-Out va a quedar descolocado. Te menciono algunos, a modo de cierre del post

  • El proyecto tecnológico comienza desde un análisis ya realizado en forma completa o casi completa por consultores. El qué de la solución (o el espacio del problema, si se quiere) ya se tiene claro y es posible que no cambie demasiado. Sólo resta completar con el bottom-up si bien es cierto que, en lo que respecta a nosotros, estamos empezando por el medio (pero no vamos a avanzar hacia arriba smile_wink)
  • Imaginate ahora un escenario similar al anterior pero donde además, antes de irse, los consultores esbozaron como parte de sus conclusiones una propuesta de implementación (tipo "orquestación Biztalk disparando contra el Oracle en un CICS, además de la base SQL local") que fue aprobada por el comité ejecutivo del proyecto. Entonces te dan ahora la batuta a vos como arquitecto y… al menos la infraestructura ya no la vas a tener que definir porque alguien se encargó de pensar (no importa si bien o mal, la cosa es que ya lo hizo y le creyeron!! smile_tongue). Te restará entonces definir la solución a montar en dicha infraestructura. Es por un lado limitado pero por el otro desestresante el no tener que decidir sobre absolutamente todo, creéme
  • Otro caso más que no sería Middle-Out puro (aunque se le asemeja bastante) es el caso en que no hay aún una etapa top-down concretada… pero sí gran parte de la bottom-up!! Que cómo es eso me preguntás? La organización, luego de un excelente desempeño de labia de vendedores o consultores de una empresa externa, adquieren determinada infraestructura y definen que todo nuevo proyecto la va a usar (por los beneficios que dicho producto aporta), en tanto que viejos proyectos legados se irán migrando conforme se pueda a dicha plataforma. Como te contaba, no llega a ser un Middle-Out 100% aunque podríamos decir que en tanto que no toda la infraestructura esté definida, empieza a tomar forma de
    • Esto en verdad va a depender porque todavía la gerencia te podría indicar que, más allá de que parte del bottom-up ya esté prefijado, a vos te toca partir desde el top-down y no desde el medio. Si ése es el caso, no sería Middle-Out ni puro ni impuro: es top-down/bottom-up a la vieja usanza

 

Estimados, ha sido un placer y me despido hasta la próxima

Publicado en Software Management | 1 Comentario

Identity Architectures (Arquitecturas de Identidad) – Call for Papers

 Hay  un nuevo llamado para propuestas para el Journal de Arquitectura (#16). Como esa publicación es en idioma inglés, prefiero directamente referenciar al aviso en la lengua de Shakespeare

 

http://blogs.msdn.com/diegumzone/archive/2008/04/05/microsoft-architecture-journal-issue-16-call-for-papers.aspx

 

Anyway, si te querés enterar antes que nadie de los futuros llamados, suscribite a este feed: http://www.microsoft.com/feeds/msdn/en-us/arcjournal/rss/rssCallForPapers.xml

Publicado en The Architecture Journal | Deja un comentario